viernes, 6 de julio de 2012

¿Cualquiera puede?

Cualquiera puede componer música, cualquiera no puede ser músico.

La música de cine ha tenido durante su historia grandes músicos a su servicio, otros que no han llegado a ser genios y otros que hacían su trabajo con más o menos capacidad pero que casi siempre cumplían su función.

Recuerdo en los ochenta que cuando leía la crítica de una película en el periódico, lo primero que hacía después de leer el título era ver la ficha técnica y buscar el nombre del autor de la BSO, y casualmente lo conocía. Ahora no, ahora florecen nombres de nuevos compositores cada día y el resultado es por desgracia el mismo: música vacía, falta de talento y con un denominador común añadido llamado volumen, cuánto más alto más impactante; ante la falta de emoción todo vale, incluso el aumento de decibelios.

Se ha perdido desarrollar un tema, darle forma, otorgarle sentido a las escenas con leitmotivs bien trabajados, no se trata de repetir una y otra vez aleatoriamente un tema principal carente de melodía.

El músico no se ha perdido, por suerte seguiremos disfrutando de buena música de cine y con el tiempo espero que esta nueva moda de "cualquiera vale" desaparezca poco a poco.

Y ya que estamos os propongo un juego: si tuviese que resolver un misterio o un crimen, ¿por cual creéis que me decidiría?




2 comentarios: